Brené Brown

Thinker
Brené Brown

Reencuadrar la imperfección: La revolución de la vulnerabilidad de Brené Brown

Introducción

Cassandra Brené Brown, más conocida como Brené Brown, es madre, investigadora, profesora, conferenciante, oradora motivacional, autora de éxito y presentadora de podcasts. Su éxito en estas diversas funciones le valió ser nombrada una de las mujeres más influyentes de Houston en 2009 por la revista Houston's Woman Magazine.2

Brené Brown se ha dedicado a aprender y hablar sobre diversos temas, como el liderazgo, la valentía, la vulnerabilidad, la confianza, la vergüenza y la empatía. Actualmente es profesora investigadora en la Universidad de Houston, pero ha extendido sus enseñanzas a un público internacional en diversas plataformas. Tal vez sea más conocida por su popular charla TEDx de 2010, "El poder de la vulnerabilidad", que hoy cuenta con más de 50 millones de visitas.2 Su forma entusiasta y atractiva hizo de su charla una de las charlas TEDx más populares hasta la fecha, y se dice que sus refrescantes consejos sobre el poder de ser vulnerable han cambiado drásticamente la forma de pensar de la gente. La charla TEDx aportó a su público algunas valiosas lecciones de vida que se analizarán con más detalle más adelante en este artículo.3

Tras su éxito como conferenciante TEDx, Brown ha escrito cinco libros superventas en el New York Times: The Gifts of Imperfection, Daring Greatly, Rising Strong, Braving the Wilderness y Dare to Lead. Cada libro guía a las personas en la dirección correcta hacia el éxito, aunque sus consejos puedan parecer atípicos a algunos, ya que pide a la gente que comprenda el poder de cualidades que a menudo se consideran negativas o débiles, como la vulnerabilidad o la vergüenza. La autora replantea estas cualidades y sugiere, en cambio, que permitirse sentir estas emociones puede ser valiente y valeroso, cualidades vitales para un líder.

Más recientemente, Brown es también la primera investigadora que ha dado una conferencia en Netflix. Su conferencia en la Universidad de Los Ángeles, "The Call to Courage" (La llamada al valor), se estrenó en el servicio de streaming en 2019 en 190 países y en 29 idiomas diferentes.4 Tales logros confieren a Brown un cierto estatus de celebridad, acompañada de seguidores que la adoran. Es alabada por sus consejos directos, sus ideas feministas y su capacidad para tratar temas difíciles con tacto y humor. A veces se refieren a ella como la líder de una revolución de la autoayuda, en la que la gente aprende a vivir con su yo roto de forma productiva5.

Las imperfecciones no son insuficiencias; son recordatorios de que todos estamos juntos en esto.


- Brené Brown 1

On their shoulders

For millennia, great thinkers and scholars have been working to understand the quirks of the human mind. Today, we’re privileged to put their insights to work, helping organizations to reduce bias and create better outcomes.

Find Out How

Está bien no estar bien

La siempre popular charla TEDx de Brown, "El poder de la vulnerabilidad", junto con varios de sus libros superventas, se basan en la idea de que la vulnerabilidad es una fortaleza más que una debilidad. Brown revolucionó la forma de pensar sobre la vulnerabilidad, sugiriendo que ser vulnerable es valiente. Ella predica: "La vulnerabilidad no es debilidad. Se trata de la voluntad de mostrarse y ser visto cuando no se puede controlar el resultado. Es nuestra mayor medida de valentía. Así que muéstrense de forma auténtica y déjennos ver sus corazones porque sabemos lo solos que están realmente".6

Brown sugiere que, por naturaleza, los humanos somos criaturas vulnerables. Permitirnos ser vulnerables es, por tanto, ser auténticamente nosotros mismos y ser más conscientes de quiénes somos y de las emociones que sentimos, y eso no es tarea fácil. Cuando estamos tan ocupados intentando ser perfectos, perdemos de vista quiénes somos, y es muy difícil tener éxito si no estamos conectados con nosotros mismos.3 En cambio, Brown demuestra que hay poder en ser nosotros mismos, con imperfecciones y todo.

Según Brown, ser vulnerable es mostrarse, con todas nuestras imperfecciones, dispuesto a enfrentarse al mundo. Cuando nos mostramos, a través y a pesar de nuestro miedo y vergüenza, o en otras palabras, de nuestras vulnerabilidades, nos estamos enseñando a ser más resistentes a estas emociones. Como reconoce Brown, las fuerzas negativas como el miedo y la crítica siempre existirán y, por tanto, tenemos que aprender a manejarlas de forma que nos permitan avanzar.6

Nuestras imperfecciones pueden unirnos

Aunque la mayoría de las publicaciones de Brown tratan temas como la vulnerabilidad, la vergüenza, la imperfección y la valentía, un aspecto importante de su libro Daring Greatly, que le valió un puesto en Oprah, es la necesidad humana de conexión.7

En Daring Greatly, Brown establece que hay tres cosas básicas que la gente necesita para sentirse feliz: amor, conexión y pertenencia. También explica que nosotros mismos somos el mayor obstáculo para conseguir esas cosas porque permitimos que la vergüenza se cuele en nuestra mente y nos haga sentir indignos.7

Tras haber estudiado la socialidad humana desde el principio de su formación, Brown dedica tiempo a analizar por qué existe la vergüenza. Cree que comprender mejor nuestras emociones es el primer paso para no dejar que gobiernen nuestras acciones. Afirma que nuestra cultura es la de la escasez, en la que nunca sentimos que tengamos suficiente. Como nos centramos constantemente en llenar nuestra copa vacía, acabamos sintiendo vergüenza cuando nos sentimos insatisfechos, ya sea en nuestras relaciones, en casa o en el trabajo.7

Cuando creemos que no somos lo suficientemente buenos, acabamos alejándonos de la gente, a pesar de que la conexión es lo que más anhelamos.8 En nuestro intento de ocultar nuestra vergüenza, nos escondemos a nosotros mismos y nos resulta imposible establecer conexiones significativas.8 Entonces, acabamos comparándonos con los demás, de nuevo, porque sentimos que no hay "suficiente" de todo para todos. Se trata de un problema especialmente grave en la sociedad moderna, con la omnipresencia de las redes sociales, que sólo nos muestran lo mejor de la vida de las personas. Nuestra vergüenza aumenta al sentirnos desconectados de los demás y menos valiosos para ellos8.

En lugar de rehuir nuestra vergüenza, Brown sugiere que compartirla es la clave para romper el círculo vicioso de la vergüenza, que crea una vergüenza aún mayor. Dice en el libro: "Si podemos compartir nuestra historia con alguien que responda con empatía y comprensión, la vergüenza no puede sobrevivir".9 Como la vergüenza es una emoción que todo el mundo siente, su capacidad para desconectarnos se rompe cuando la utilizamos como herramienta de conexión. Cuando nos mantenemos fieles a nosotros mismos y a nuestras emociones, podemos participar en la vida de una forma más significativa, lo que nos permite sentirnos más conectados con los demás.7

Brown pide valentía

El especial de Netflix de Brown, "The Call for Courage", se describe a menudo como una sesión de bienestar, ya que su enfoque honesto de la valentía acaba resultando intensamente terapéutico. El especial de Netflix arranca risas y lágrimas a sus espectadores, gracias a la habilidad de Brown para utilizar el humor para abordar temas difíciles. En su conferencia, Brown guía a las personas hacia la aceptación de lo que son, lo que incluye perdonarse a uno mismo por los errores cometidos.10

Brown afirma que los fracasos forman parte del valor y, lo que es más importante, de lo que hace que cada persona sea quien es. Estar dispuesto a asumir riesgos es un componente vital del éxito, porque cualquier empresa conlleva riesgos. Incluso si fracasamos en esos esfuerzos, el mero hecho de intentarlo nos coloca en mejor posición que alguien que tiene demasiado miedo como para intentarlo. El valor consiste en estar dispuesto a fracasar, y todos fracasaremos en algún momento de nuestras vidas, y eso nos hará más fuertes.11

Asumir riesgos es ponerse en situación de ser vulnerable, lo que para Brown es un signo de valentía. En su conferencia, afirma: "Sin vulnerabilidad, no hay creatividad. Sin tolerancia al fracaso, no hay innovación. Es así de sencillo. Si no estás dispuesto a fracasar, no puedes innovar. Si no puedes construir una cultura vulnerable, no puedes crear". 12 Los mayores emprendedores e innovadores sólo tuvieron éxito porque asumieron riesgos que otras personas no estaban dispuestas a asumir (como la audaz decisión de Albert Einstein de ir en contra de la mecánica newtoniana, ampliamente aceptada).

El mensaje de Brown es claro: elegir la valentía en lugar de la comodidad, y tomarse las cosas día a día.

Antecedentes históricos

Brené Brown nació en San Antonio (Texas) en 1965, en el seno de una familia religiosa, siendo la mayor de cuatro hermanos. Inicialmente fue bautizada en la iglesia episcopal.13 La iglesia episcopal se define a sí misma como protestante, aunque católica.14 Cuando la familia de Brown se trasladó posteriormente a Nueva Orleans, cuando ella tenía dos años, la educaron en la iglesia católica.5 Sin embargo, Brown abandonó la iglesia a los 20 años, creyendo que la fe se estaba perdiendo bajo la política de la religión.13 Más tarde volvería a su fe episcopal después de veinte años, cuando tuvo su propia familia, pero sigue siendo una firme creyente de que la espiritualidad tiene muchas formas, y que la creencia en Dios no es más que una.15

Brené Brown conoció a su marido, Steve Alley, en 1987, cuatro años después de terminar el bachillerato. Se licenció en servicios sociales en la Universidad de Texas, Austin, en 1995, y obtuvo un máster en servicios sociales en la misma universidad en 1996. Completó su triplete de títulos en la Universidad de Houston, en 2002, después de que ella y Steve se mudaran allí y formaran una familia, con un doctorado en Trabajo Social.15

Aunque su éxito académico es digno de mención, Brown tuvo su momento decisivo accidentalmente, en 2007, cuando sufrió una crisis nerviosa. Estaba escribiendo sobre cómo llevar una vida íntegra y, de repente, se dio cuenta de que, aunque hablaba por hablar, no lo hacía por andar. Se sumergió en una terapia intensiva, y fue a través de esta crisis, que Brown llama ahora un despertar espiritual, que Brown aprendió a utilizar la vulnerabilidad y la vergüenza en su beneficio. Brown utilizó esta crisis vital como base de su charla TEDx en 2010, "El poder de la vulnerabilidad", compartiendo su historia íntima para demostrar que las imperfecciones están bien16.

Tras la charla que, sin querer, convirtió a Brown en una sensación de Internet, fue invitada a Oprah en 2013, después de escribir su segundo libro superventas en el New York Times, Daring Greatly, como parte del Super Soul Sunday de Oprah, lo que cimentó su estatus de celebridad.17

Brown es quizá tan influyente por su formación como investigadora y profesora, lo que hace que sus consejos de autoayuda parezcan más creíbles. Es capaz de respaldar sus consejos con datos y cifras, sin dejar de divulgar anécdotas personales que la hacen cercana a millones de personas en todo el mundo.

Notes illustration

Eager to learn about how behavioral science can help your organization?