plane in blue sky seen through towers

La frontera conductual de la gestión activa de inversiones

read time - icon

0 min read

May 04, 2022

Seguro que muchos de ustedes conocen la exitosa película de 2011 Moneyball, protagonizada por las superestrellas Brad Pitt y Jonah Hill. La película, centrada en el equipo de béisbol Oakland Athletics, relata cómo el entrenador Billy Beane transforma el rendimiento del equipo, a pesar de tener la nómina más baja de las grandes ligas.

Moneyball narra el ascenso a la gloria de un perdedor gracias a la analítica de datos, una industria multimillonaria que ha revolucionado el deporte. Más recientemente, la analítica de datos ha vuelto a demostrar su valía, esta vez en el sector de la gestión de inversiones. La analítica de datos de comportamiento está ayudando a los gestores de carteras a afinar su proceso de toma de decisiones, lo que les proporciona una ventaja competitiva vital. Esto se hace con la ayuda de algoritmos de aprendizaje automático que pueden analizar grandes conjuntos de datos históricos de inversión para detectar patrones de comportamiento que añaden o destruyen valor dentro de una cartera.

Por qué los gestores de inversiones deben mejorar

Tras el aumento de la popularidad de los fondos indexados de bajo coste, el sector de la gestión activa ha sentido la presión. Para justificar las comisiones que cobran los gestores de inversiones, deben superar al índice neto de comisiones, es decir, deben obtener la misma rentabilidad que el índice más el coste de las comisiones que cobran.

Aquí es donde el análisis de datos de comportamiento puede ayudar. La toma de decisiones en un sector tan arriesgado puede tener enormes consecuencias monetarias. Al tratar el proceso de toma de decisiones de los gestores de carteras como un conjunto de habilidades que pueden analizarse y perfeccionarse, la analítica de datos puede contribuir al cambio de comportamiento para impulsar el "alfa conductual" de una cartera, es decir, el exceso de rentabilidad de la inversión que resulta de mitigar los sesgos cognitivos ocultos en el proceso de toma de decisiones del inversor. Esta combinación de ciencia del comportamiento y análisis de datos puede detectar comportamientos que destruyen valor y proporcionar a los gestores de carteras la información y las herramientas necesarias para mejorar su proceso de toma de decisiones.

Los sesgos cognitivos dificultan las decisiones de inversión

La hipótesis de los mercados eficientes afirma que los precios de las acciones reflejan toda la información disponible, por lo que es imposible batir al mercado. Sin embargo, el mercado bursátil del mundo real es otra historia: creado e impulsado por el comportamiento humano, está plagado de sesgos cognitivos.

He aquí algunos de los sesgos que más influyen en las decisiones de inversión:

El efecto dotación

El efecto dotación hace que la gente sobrevalore lo que ya posee. Es una aflicción que puede hacer que los gestores de inversiones se aferren a las acciones después de que hayan superado su pico de rentabilidad, o incluso cuando su valor está disminuyendo.

Los PM, como el resto de nosotros, miden su rendimiento mediante la comparación. El alfa es el exceso de rentabilidad que obtienen en comparación con un índice de referencia de valores similares. Los gestores activos que evitan el efecto dotación y salen en el punto de máxima rentabilidad o cerca de él, en lugar de aguantar hasta la fase de declive, pueden superar a los fondos indexados con creces por encima de sus comisiones. En definitiva, saber cuándo vender es tan importante como saber qué comprar.

Aversión a las pérdidas

La aversión a las pérdidas afirma que las personas no equiparamos por igual las pérdidas y las ganancias y que haremos todo lo posible por evitar una pérdida. Como inversor novato, cuando uno de mis valores está bajando, a menudo creo erróneamente que de algún modo se recuperará, una estrategia que no me ha servido de mucho y, como resultado, he decidido no dejar mi trabajo diario.

Es fácil ser víctima de las emociones al operar y buscar ese subidón de adrenalina que provocan los precios al alza. Pero en palabras del famoso inversor Warren Buffet, "Si no puedes controlar tus emociones, no puedes controlar tu dinero". Este es un testimonio del valor que el análisis del comportamiento puede añadir a la inversión al fomentar la toma de decisiones racionales en lugar de emocionales.

Sesgo de exceso de confianza

El sesgo del exceso de confianza es la tendencia a sobrestimar nuestras capacidades. Este sesgo se manifiesta a menudo en el exceso de operaciones. Sólo debería realizar una operación si cree que tiene más del 50% de posibilidades de acertar. Sin embargo, a menudo ocurre que los PM sólo aciertan en una proporción igual o inferior a esta probabilidad del 50%.

Aversión al arrepentimiento

La aversión al arrepentimiento es la evitación de decisiones que podrían causar arrepentimiento futuro puede ser sinónimo de perjuicio para una cartera de inversión. Puede hacer que los PM entren o salgan de una acción lentamente, perdiéndose el mejor precio debido a su indecisión.

Otros sesgos comunes entre los gestores de inversiones son la ilusión de control, el efecto bandwagon y el anclaje.

Dar un empujón a los gestores de inversiones

Existen tres pilares para reconocer y mitigar estos sesgos de comportamiento: análisis de datos, incentivos personalizados y asesoramiento especializado. Estos elementos funcionan de forma concertada para proporcionar un potente bucle de retroalimentación para las decisiones de inversión activas, ayudando a los inversores a obtener mejores resultados de sus elecciones de inversión.

En primer lugar, se utilizan algoritmos de última generación para analizar años de datos históricos de inversión, con el fin de identificar las deficiencias en la toma de decisiones y los sesgos cognitivos a los que es más propenso un cliente individual. Con esta información, el gestor de carteras puede programar el envío de estímulos específicos en función del contexto cuando surjan pautas de comportamiento destructivas en la cartera.

Se trata de estímulos a medida para que el directivo considere y/o ejecute un elemento de su proceso de toma de decisiones, pidiéndole que responda a una lista predefinida de preguntas que ha elaborado para cuando surja un patrón específico. Cuando se les anima a considerar estas preguntas, los directivos cambian sus procesos de toma de decisiones financieras del Sistema 1 del cerebro, donde se toman decisiones automáticas e inconscientes, al Sistema 2, donde las decisiones complejas se piensan lógicamente. Esto les permite tomar decisiones más deliberadas en momentos clave.

Formación dentro y fuera del parqué

Los gestores de inversiones, a pesar de sus años de experiencia, no son inmunes a estos escollos humanos. El sesgo cognitivo puede introducirse en las decisiones de los gestores de inversiones y sabotear habilidades clave directamente vinculadas a la generación/pérdida de alfa en las carteras. Entre ellas se incluyen:

  • Plazos de entrada y salida
  • Ampliar y reducir la escala
  • Dimensionamiento
  • Selección de valores
  • Ajuste del tamaño

Afortunadamente, a través de la formación, los gestores pueden aprender a reconocer patrones destructivos en su propia toma de decisiones y desarrollar habilidades para contrarrestar estas tendencias. Encontrar un entrenador especializado -alguien experto en análisis del comportamiento y familiarizado con los entresijos de la gestión de inversiones- permite a los directivos recibir orientación individualizada y mejorar continuamente su toma de decisiones a lo largo del tiempo.

A través del coaching, los gestores de inversiones pueden aprender a reconocer dónde están en juego estos sesgos en sus decisiones de inversión y cómo evitar comportamientos potencialmente destructivos.

Estudio de caso: Gestión conductual de inversiones en Essentia Analytics

Las técnicas anteriores conforman el triple enfoque que utilizamos en Essentia Analytics. El resultado ha sido un aumento de la generación de alfa de una media de 150 puntos básicos al año tras 12 meses en la plataforma para nuestros clientes. Para contextualizar, esto equivale a una rentabilidad adicional de 1,5 millones de dólares en un fondo de 100 millones de AUM (activos bajo gestión), la mayor parte de los cuales revierte a los inversores. Nuestra investigación también ha descubierto que, de media, cada respuesta mensual a un empujón personalizado se correlaciona con 18 puntos básicos (0,18%) adicionales de alfa al año.

En Essentia, los clientes son emparejados con coaches conocidos como Insight Partners. Los Insight Partners, expertos en la interpretación de análisis personalizados y antiguos gestores de fondos con amplios conocimientos prácticos sobre inversiones, están especialmente cualificados para asesorar a los gestores de fondos en el proceso de mejora. Se reúnen periódicamente con los gestores de fondos para explicarles las conclusiones extraídas de los datos y formular y gestionar los planes de acción en curso. Podría decirse que son los Billy Beanes del sector de la inversión.

Mediante una combinación de coaching y nudging, Essentia se asocia con sus clientes para mitigar los sesgos conductuales, optimizar los procesos de inversión y mejorar de forma cuantificable la toma de decisiones de forma continuada. Este enfoque saca las finanzas conductuales y el análisis conductual de los confines de las aulas universitarias -y de las oficinas de los deportistas profesionales- y convierte décadas de investigación en un cambio de comportamiento real entre los gestores de carteras... con beneficios reales para los inversores.

Unas palabras finales

Vivimos en una sociedad que se esfuerza por crecer y mejorar constantemente en todos los aspectos de la vida. Ahora disponemos de las herramientas analíticas necesarias para facilitar un circuito de retroalimentación basado en datos que permita mejorar continuamente la gestión de las inversiones. En la intersección de la IA y la ciencia del comportamiento, ha surgido una nueva frontera de la gestión de inversiones.

En palabras del fallecido pionero de la investigación sobre decisiones Amos Tversky, "Siempre que hay un error simple en el que caen la mayoría de los profanos, siempre hay una versión ligeramente más sofisticada del mismo problema en la que caen los expertos". En el caso de los gestores de inversiones, estos errores cognitivos valen millones del dinero de los inversores. Creo que todos dormiríamos mejor por la noche sabiendo que nuestras pensiones están en manos de un inversor autoconsciente y diligente cuyas decisiones se basan en la ciencia y los datos, y no en la mera intuición.

Encontrará más información sobre este tema aquí:

  1. El blog de Essentia: https://www.essentia-analytics.com/essentia-blog/
  2. Libros blancos y estudios de casos de Essentia: https://www.essentia-analytics.com/essentia-white-papers/
  3. Prejuicios habituales a la hora de invertir: https://www.essentia-analytics.com/common-behavioral-biases/

References

¿Qué es Behavioral Alpha? (sin fecha). Essentia Analytics. https://www.essentia-analytics.com/about-essentia/behavioral-alpha/

Kahneman, D. (2012). Pensar, rápido y despacio. Farrar, Straus y Giroux.

Kahneman, D., y Tversky, A. (1979). Prospect Theory: An analysis of decision under risk. Econometra, 49.

Woodcock, C. (s.f.). What's in a Nudge. Essentia Analytics. https://www.essentia-analytics.com/whats-in-a-nudge/

About the Author

Eva McCarthy

Eva McCarthy

Eva holds a Bachelor of Science Mathematics degree and is currently undertaking a Master's in Cognitive and Decision Science at University College London. She is a committee member for UCL’s Behavioral Innovations Society, a student community of behavioral scientists that aims to deliver positive and sustainable behavior change within UCL and beyond. She also works for Essentia Analytics, a behavioral data analytics service that helps investment managers make measurably better investment decisions. Standing at the precipice of major technological upheaval she believes it is essential to apply behavioral science research to new technological advancements.

Read Next

blue photo of romans
Insight

Una dura mirada a la democracia

Tom Spiegler, cofundador y director general de The Decision Lab, se une a Nathan Collett para hablar de lo que la ciencia del comportamiento puede decirnos sobre las elecciones estadounidenses de 2020 y el estado de la democracia en general.

Notes illustration

Eager to learn about how behavioral science can help your organization?